jueves, 28 de noviembre de 2019

El tono muscular, control respiratorio y postural en la Motricidad del niño y la niña

control muscular control respiratorio control postura psicomotricidad


Dos factores sumamente importantes que intervienen en la motricidad son el tono muscular y el control respiratorio.

Tono muscular

Es el grado de contracción que en cada momento tienen los músculos, oscilando entre la hipertonía o contracción acusada, y la hipotonía o relajación marcada.

En el desarrollo normal, se adquiere un tono muscular de base lo suficiente relajado como para no impedir la movilización de los segmentos corporales y no realizar un excesivo gasto energético.

Por otro lado, el tono se relaciona con el mantenimiento de la atención y con las emociones.

Control respiratorio

Es muy importante función corporal sujeta a un control automático por el sistema nervioso, aunque también puede controlarse de forma voluntaria.

Este control implica conocer cómo se respira y controlar conscientemente -en lo que sea posible- el ritmo y profundidad de la respiración.

El aprendizaje del control de la respiración es importante porque, como en el caso del tono muscular, la respiración se relaciona con la atención y las emociones.

Control postural

La meta del desarrollo psicomotor es el control del propio cuerpo hasta ser capaz de sacar de él todas las posibilidades de acción y expresión que a cada uno le sean posibles.

El niño o niña recién nacidos y de unas pocas semanas no controlan su cuerpo: su cabeza cae para los lados cuando no está sujeta o apoyada, son incapaces de mantenerse sentados, etc.


Al final de la primera infancia (en torno a los dos años), los niños y niñas presentan un cuadro notablemente distinto:

  • Sus movimientos son voluntarios y coordinados.
  • Controlan la posición de su cuerpo y de los segmentos corporales más importantes (piernas, brazos, tronco).
  • Es capaz de andar y corretear.

El paso de las limitaciones de las primeras semanas a los logros del segundo semestre del segundo año se realiza a través de un progresivo control corporal que se lleva a cabo según la lógica de las leyes fundamentales:

1. La ley del desarrollo céfalo-caudal: el control motriz empieza por las partes más próximas a la cabeza y se va extendiendo poco a poco hacia abajo, hasta llegar a las piernas y los pies.

2. La ley del desarrollo próximo-distal: los segmentos corporales más próximos al tronco se dominan antes que los más alejados de él.

Bibliografía: Apuntes Ciclo Superior de Técnico en Educación Infantil
Foto de Personas creado por yanalya - www.freepik.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario