martes, 26 de noviembre de 2019

Objetivos de la Intervención psicomotriz: Esquema Corporal

psicomotricidad esquema corporal

La adquisición del esquema corporal por parte de un niño o niña es una "necesidad" básica para la formación de su personalidad.

Muchos autores son los que han hablado y escrito sobre este tema, llegando todos a la conclusión  de que el esquema corporal está muy relacionado con la conducta motriz de niños y niñas, por lo que se hace difícil separa ambos conceptos.

Según autores como Defontaine, el esquema corporal es la percepción consciente que tenemos del cuerpo y lo relaciona con las experiencias que se tienen de las partes y de la movilidad del cuerpo. La experiencia se adquiere progresivamente, a partir de múltiples sensoriales, propioceptivas y exteroceptivas.

Otro autor como es Le Bouch, define el esquema corporal como, una intuición global o conocimiento inmediato de nuestro cuerpo, ya esté en reposo o en movimiento, en función de la interrelación de sus partes y, sobre todo, de su relación con el espacio y los objetos que nos rodean.

Desarrollo del esquema corporal: Primer año.

Durante los siete primeros meses de vida, el bebé no tiene concepto de sí mismo y mucho menos del espacio que le rodea. Es a los 6 meses cuando empieza a ser capaz de mantenerse sentado y será entonces cuando tenga un mayor dominio del espacio próximo a él.

Al octavo mes van a ser sus manos las protagonistas. El niño o la niña no tiene conciencia de que forman parte de su cuerpo y cree que son un objeto más, pero se da cuenta de aquello que puede realizar con ellas; sabe manejarlas como si fuesen meros objetos que están a su alcance.

En el noveno y el décimo mes ya es consciente de que las manos forman parte de él. Este proceso también ocurre de la misma manera con los miembros inferiores del cuerpo.

Desarrollo del esquema corporal: Segundo y tercer año.

Hasta el segundo año no hay una evolución notoria en el conocimiento del esquema corporal del niño o niña. Tiene conciencia de su cuerpo pero no de las partes que lo componen.

Es al tercer año cuando toma conciencia plena de su cuerpo; adquiere la concepción de lo que le rodea a través de sensaciones, estimulaciones y exploraciones de sí mismo y de su entorno, y sus movimientos intencionados se perfeccionan ya que el tono y el equilibrio están más regulados. Además, es en esta etapa cuando niñas y niños comienzan a organizar su personalidad.

Los niños y las niñas son capaces de ejecutar órdenes que tenga que realizar a su derecha o izquierda, pero no son capaces de diferenciar cuál es su lado o mano derecho o cuál es su izquierda. Son pocos los niños y niñas que saben diferenciarla.

Desarrollo del esquema corporal: del cuarto al sexto año.

A partir del cuarto año suele haber más niños y niñas que sepan diferenciar el lado izquierdo del derecho, pero aún sigue siendo algo extraño que posean este conocimiento de su propio cuerpo.

Es al sexto año cuando son capaces de diferenciar de manera exhaustiva cuál es el derecho o el izquierdo.

Además, pueden realizar movimientos cruzados como levantar el brazo izquierdo y subir la pierna derecha.

A esta edad es cuando tiene perfecta concepción de sí mismo, es capaz de nombrar sus partes del cuerpo y las sabe diferenciar bien.

Además de estas ejecuciones motrices también podemos comprobar su madurez a través de sus progresos al vestirse.

También podemos ver su desarrollo gracias a los dibujos que el niño o la niña realiza de sí mismo y de los que le rodean.

Antes de los cinco años los dibujos de figuras humanas del niño o la niña son representaciones de muñecos que tienen la parte superior colmada de detalles y la inferior realizada con trazos muy poco perfeccionados.

Ese hecho es consecuencia de que primero toman conciencia de la parte superior del cuerpo y, posteriormente de la parte inferior.



Bibliografía de los apuntes de Grado Superior Educación Infantil
Foto de Personas creado por yanalya - www.freepik.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario